Usted está aquí: Formación Formación justicia social  
 FORMACIÓN
Instituto Superior de Teología de Canarias
Aula Manuel Alemán
Bibliografía
Formación permanente
Formación en línea
Formación general
Formación moral
Formación bíblica
Formación teológica
Formación filosófica
Formación científica
Formación derecho canónico
Formación espiritual
Formación justicia social
Formación mariológica
Formación catequética
Formación ecuménica
Formación misionera

BANCA ÉTICA
 

BANCA ÉTICA

Las diócesis vascas y otras 20 entidades católicas crean el primer banco ético
La entidad prestará dinero a excluidos del sistema financiero y a proyectos de impacto social positivo

José R. Navarro Pareja

Madrid- ¿Había pensado alguna vez que su dinero, depositado en el banco o en algún fondo de inversión, puede estar financiando actividades que promueven la explotación infantil? ¿O que su banco, basado sólo en criterios de rentabilidad, podría estar prestando su dinero a actividades de pornografía, venta de armas o tráfico de drogas y negándolo a proyectos de desarrollo? Incluso si se ha planteado estos interrogantes habrá tenido serios problemas para controlar cómo los bancos utilizan su dinero, pues las alternativas al tradicional sistema financiero son escasas. Será a partir de octubre cuando, a través de un nuevo modelo, la banca ética, los ahorradores responsables podrán invertir su dinero con la seguridad de que será utilizado de acuerdo con sus criterios.
La banca ética iniciará sus actividades en España el próximo octubre, de la mano de la Fundación Inversión y Ahorro Responsable (Fiare), creada en Bilbao en 2003 por 52 organizaciones representativas de la inmensa mayoría del tejido social vasco, entre las que destacan las tres diócesis de la comunidad autónoma y una veintena de entidades católicas. Para poner en marcha el servicio de banca ética la fundación firmó en abril un acuerdo de colaboración con la italiana Banca Popolare Etica, que ofrecerá la cobertura necesaria para que pueda operar este nuevo servicio, con el objetivo de «acercar a los ahorradores disconformes con el sistema financiero a las necesidades de los excluídos de la banca tradicional», según Peru Sasia, director general de la Fundación Fiare.

Depósitos de ahorro

En una primera fase, Fiare ofrecerá dos tipos de depósitos de ahorro, uno sin disponibilidad inmediata (el tradicional plazo fijo) o con disponibilidad. Con el dinero aportado por los depositantes emprenderá su particular política de créditos, en los que, según Sasia, serán clientes preferenciales «los más desfavorecidos por estar excluidos del sistema bancario tradicional», es decir aquellas personas que difícilmente podrían obtener un préstamo en condiciones normales. También recibirán créditos los proyectos con «un alto impacto social positivo».
Fiare pretende consolidar su proyecto y, en un plazo de cuatro años, conseguir unos 60 millones en depósitos y unos 30 en préstamos concedidos, a la vez que ampliar su capital social a unos 8 millones de euros para poder constituir una cooperativa de crédito autónoma, con ficha bancaria propia. «Aspiramos a ser una banca integral», reconoce Peru Sasia, y poder ofrecer todos los servicios de un banco tradicional, como las cuentas corrientes, cajeros automáticos y otros productos financierios, siempre desde la perspectiva ética.
La diferencia fundamental que aporta este modelo es la amplia capacidad de rendición de cuentas a sus clientes. Desde un primer momento a los depositantes se les pide que expresen sus intereses sobre qué proyectos o personas deben ser financiados por el banco. Por otra parte, a los beneficiarios de los préstamos se les piden que renuncien expresamente al secreto bancario, para que de esta forma se pueda hacer público a quienes se les han concedido y a qué tipos de interés. El banco también se compromete a hacer públicos los salarios de sus trabajadores y los excedentes de tesorería. De esta forma, según Sasia, los clientes pueden «saber en todo momento que se está haciendo con su dinero».
El proyecto ha nacido en las tres diócesis vascas, pero «con la vocación de desarrollar un programa de extensión territorial en todo el estado español», afirma Sasia, a través de acuerdos de colaboración con redes similares de otras comunidades autónomas.
Se puede obtener más información en la web: www.fiare.org.

Dos modelos para una corriente emergente

La única opción de banca ética que operaba en España hasta el momento era una delegación de Triodos Bank, que abrió una sede en Madrid en septiembre de 2004 y recientemente otra en Barcelona. Esta entidad holandesa sigue un modelo de banca ética más propio de los paises del norte de Europa, que centra su línea de actuación en organizaciones que promueven la conservación del medio ambiente y en el apoyo a asociaciones ecologistas.
En los paises del sur de Europa, especialmente Italia, la banca ética prefiere dar su respaldo a proyectos de sectores excluidos y empresas de contenido social. Según Peru Sasia, desde la fundación Fiare siempre se apostó por este modelo «muy apoyado por el tercer sector y centrado en la problemática social».
Por esta razón escogieron como socio la Banca Popolare Etica, una de las entidades más fuertes del sector de la banca no lucrativa. Nacida en Padua hace diez años, en la actualidad tiene sucursales repartidas por toda Italia y cuenta con más de 25.000 socios. Su capital social asciende a 17,8 millones de euros, sus depósitos de ahorradores a más de 70 millones y sus préstamos a 50 millones, destinados en su mayoría a proyectos de acción social, cooperación internacional y sostenimiento de la sociedad civil.
Desde hace dos años, Banca Popolare Etica colabora con Fiare, primero en la elaboración de un estudio de viabilidad, y desde abril, ofreciendo la cobertura y la asistencia técnica necesaria para que comience a operar en España.
A ambas entidades, según afirma el presidente de Fiare, les une además un gran objetivo, más allá de captar un nuevo nicho de mercado: «el influir, sensibilizar y concienciar para conseguir un cambio en la sociedad».

(Diario LA RAZÓN, 20 de julio 2005).


Más información:
www.fiare.org/




Economía solidaria: COPAN | Evangelizar la vida pública en España

Versión para imprimir