Usted está aquí: Formación Instituto Superior de Teología de Canarias  
 FORMACIÓN
Instituto Superior de Teología de Canarias
Aula Manuel Alemán
Bibliografía
Formación permanente
Formación en línea
Formación general
Formación moral
Formación bíblica
Formación teológica
Formación filosófica
Formación científica
Formación derecho canónico
Formación espiritual
Formación justicia social
Formación mariológica
Formación catequética
Formación ecuménica
Formación misionera

HISTORIA: XII JORNADAS IGLESIA EN CANARIAS- 1
 

XII JORNADAS DE LA HISTORIA DE LA IGLESIA EN CANARIAS

Crónica del primer día: 26 de noviembre de 2007

“El barrio de Vegueta, en Las Palmas, propuesto como itinerario cultural”
La catedrática Mª Reyes Hernández en las XII Jornadas de Hª de la Iglesia

La tarde del lunes 26 de noviembre fue el inicio de “ El relato de la fe cristiana en el arte y en el tiempo”, lema de las XII Jornadas de Historia de la Iglesia en el campus de Tafira, en la sede grancanaria del Instituto Superior de Teología Islas Canarias (ISTIC).

Policarpo Delgado, director del ISTIC, comenzó agradeciendo la presencia a todos los asistentes, de modo especial al obispo. Destacó que el ISTIC siempre ha tenido claro la importancia de estas jornadas, ya que a través de ellas “se ha podido conocer mejor nuestra propia historia como Iglesia, se ha conseguido un reconocimiento social de la misma, valorando positivamente la rica aportación eclesial a la sociedad y la cultura en Canarias”. Destacó el papel del arte como cauce de expresión de la fe, e indicó que “la Iglesia, a través del arte, ha hecho posible una auténtica catequesis, presente hoy en el tiempo”. Indicó la inserción del cristianismo en la cultura, y destacó que la vocación artística está al servicio de la belleza, como afirma Juan Pablo II en la Carta a los artistas. La relación fe-cultura se realiza desde el signo de la amistad, la apertura y diálogo. Invitó a que estos días sirvan para conocer mejor el patrimonio de fe.

Elías Zaít, responsable de estas jornadas, comenzó mostrando su satisfacción puesto que esta semana tiene como novedad la presencia de las dos universidades canarias en la organización juntamente con las dos sedes del ISTIC. En cuanto al contenido de estos días señaló que abordará “el valor documental, artístico, litúrgico y catequético de nuestro legado patrimonial”. Asimismo, declaró la importancia del tema central de estos días, ya que “nos permite comprender nuestro presente, herencia de aquel ayer, y nos hace mirar al mañana, con lo que supone la seguridad y la certeza del testimonio dado por otros como nosotros”

En referencia al valor del arte, recordó a Juan Pablo II en la Carta a los artistas, donde afirma que “lo bello se conjuga así con lo verdadero, para que también a través de las vías del arte los ánimos fueran llevados de lo sensible a lo eterno”.

Más allá de una definición estereotipada, el patrimonio “es la vida del pasado, el eco de su voz en las cosas, el testimonio de otros hombres y mujeres que manifestaron aquello en lo que creían y confiaban”. Desde la mirada al futuro, indicó que la “conservación del patrimonio: debe ser técnica aplicando conocimiento especializado y consciente”.

Animó a los presentes a despertar un auténtico interés por el tema de las jornadas, que “quieren dar aire fresco a nuestra tarea pastoral, despertando el vivo interés por nuestro patrimonio eclesial”.

Finalmente en esta primera parte de la tarde, el Obispo Francisco Cases comenzó mostrando su satisfacción de que la apertura de esta semana fuera en el aniversario de la dedicación de la catedral de Canarias, fecha en que también se celebra su nombramiento episcopal al frente de la sede canariense. Destacó, en relación al título de las Jornadas que “la fe se expresa en relatos en múltiples momentos” como lo es el de la creación del hombre, expresión de fe:”Creo en Dios Padre”. Relacionó todo esto “con el plan diocesano de pastoral que es la transmisión de la fe”. En ese sentido subrayó que “una de las formas que la Iglesia tiene de transmisión de la fe es el relato creyente de su fe en forma de arte”. Recordó la reciente exposición en 2003, de “La huella y la senda”,en la Catedral, como una de las expresiones más claras de este relato de la fe.

Ya entrados de lleno en las ponencias, la primera fue “La puesta en valor del patrimonio eclesiástico como recurso cultural. El caso de Vegueta”, a cargo de Mª Reyes Hernández Socorro, catedrática de Historia de la Universidad de Las Palmas. Fue una brillante exposición acompañada de proyección de numerosas fotografías en las que hace una apuesta clara por la explotación del patrimonio como elemento cultural. En este sentido destacó que “ el rico legado del patrimonio artístico eclesiástico del barrio de Vegueta: ayuda a reavivar el pasado, entender el presente y construir el futuro de modo razonable”. Por tanto, “hay que difundirlo y divulgarlo para el conocimiento y disfrute de canarios y foráneos”. Se trata de obtener una rentabilidad didáctica y científica, para convertir al patrimonio en factor de desarrollo sostenible. La ponente indicó una especie de itinerario, desde diversas perspectivas: ruta artística de bienes muebles, camino de la memoria histórica, festividades religioso-culturales, música como pretexto, vidrieras y difusión del patrimonio eclesiástico.

La tarde concluyó con la última ponencia a cargo de Pablo Jesús Martínez Marrero, profesor de Historia del Arte cristiano del ISTIC, quien habló acerca de “El sentido cristiano en el arte”. Tras situar la relación del arte con la fe y con la Iglesia, entró en un análisis del arte actual que definió desde la “fragmentariedad, fugacidad, alienación y unidimensionalidad”. Señaló alguna de las dificultades de hoy en la construcción de nuevos templos como son la falta de visibilidad o de acceso. Desde ahí situó el arte sacro actual que “debe emplear los medios de hoy para captar la trascendencia y ayudar al encuentro con Dios”. Respecto a la preparación de la comunidad cristiana para aceptar el arte cristiano de hoy, indicó la dificultad existente en una parte de sus miembros. Por tanto, “el arte cristiano está al servicio de la fe, de la evangelización, del culto y organización de la comunidad católica” y matizó que “ si no se cumple ese fin debe ser objeto de estudio”. Enfatizó que “lo indudable es el valor religioso y cultural del patrimonio”.

En la segunda jornada, dentro de la tarde del martes, está la intervención del secretario de la comisión de patrimonio histórico de la Conferencia Episcopal española, Manuel Iñiguez Ruiz de Clavijo. Ofrecerá la ponencia “El patrimonio y la acción catequética”. Otro de los participantes será el arquitecto José Miguel Márquez Zárate quien disertará sobre “El número y el misterio en la arquitectura religiosa”. La última de las ponencias será “Restaurar ¿para qué?”, a cargo de la restauradora Mª José Montilla García. Concluirá la jornada del martes con una mesa redonda con los ponentes.

(Julio Roldán)




Elecciones Municipales 2007: Reflexiones | Historia: XII Jornadas Iglesia en Canarias-2

Versión para imprimir