Usted está aquí: Formación Instituto Superior de Teología de Canarias  
 FORMACIÓN
Instituto Superior de Teología de Canarias
Aula Manuel Alemán
Bibliografía
Formación permanente
Formación en línea
Formación general
Formación moral
Formación bíblica
Formación teológica
Formación filosófica
Formación científica
Formación derecho canónico
Formación espiritual
Formación justicia social
Formación mariológica
Formación catequética
Formación ecuménica
Formación misionera

TEOLOGÍA- X JORNADAS DE... CRÓNICA 1
 

Lunes, 5 de noviembre de 2012

En el umbral, antes de la Puerta. Espacio común de búsqueda y acción.

Ha dado comienzo la décima edición de las Jornadas de Teología cuyo título “La Puerta de la Fe” hace referencia a la carta apostólica Porta Fidei, con la que el Papa Benedicto XVI ha convocado este año como el Año de La Fe.
El acto de apertura fue presidido por el Obispo de la Diócesis de Canarias, Francisco Cases, acompañado por la Directora de Cultura de la ULPGC, Isabel Mª Luján, junto con el Director del ISTIC, Juan Jesús García y el secretario general de las Jornadas, Juan Francisco Comendador.
El director del Centro Teológico, Juan Jesús García, dio la bienvenida a un espacio que, cada dos años, pretende ser expresión destacada de la acción formativa del Instituto Superior de Teología de las Islas Canarias (ISTIC). Agradeció el apoyo de las diferentes entidades organizativas y colaboradoras, así como la tarea de la comisión organizadora que sin perder de vista la idea pensada y elaborada por Pepe Alonso, ha conseguido llevar a buen puerto la tarea encomendada.
La directora de cultura de la ULPGC, Isabel Mª Luján, dedicó unas emocionadas palabras a su entrañable amigo, “Pepito Alonso”, que por motivos de salud no podrá asistir en directo a unas jornadas que había labrado con mucha ilusión y mucho mimo, consideradas especiales para él, porque vienen a representar los dos mundos entre los que se debate el quehacer del Aula Manuel Alemán: la fe y la cultura.
A continuación, Juan Francisco Comendador, secretario general de las Jornadas, hizo un esquema general del trabajo que se desarrollará a lo largo de los cuatro días que conforman la estructura organizativa de las jornadas. La fe y el ateísmo, nos dijo, requieren un gran esfuerzo de síntesis porque, en definitiva, son respuestas a la llamada interior de cada ser humano. La fe es el sí a Dios y el ateísmo su negativa. Ambos nacen de un parlamento cuyas voces, sí o no, son pronunciadas con pasión.
Cerró el acto de apertura el Obispo de la Diócesis, Francisco Cases, preguntándose por el significado de la puerta de la fe y el símbolo de la cerradura. Si bien la puerta del corazón de Dios está abierta de par en par, qué pasa con la puerta de acceso al corazón de los hombres de hoy. Creyentes y no creyentes tienen que trabajar juntos para hacer un mundo de puertas abiertas, un mundo cada día más humano.
La jornada del lunes 5 de noviembre nos situó “En el umbral” y se estructuró en dos bloques: en primer lugar, la ponencia a cargo de D. Antonio González Vieitez, profesor de la ULPGC, titulada “La fe cristiana en el mundo actual desde los ámbitos de la no creencia” y; en segundo lugar, una mesa redonda motivada por el anuncio: “Razones de la increencia”, coordinada por Juan Francisco Comendador.
La primera de las ponencias, de las seis previstas para los cuatro días de jornadas, fue presentada por Segundo Díaz, profesor del ISTIC, y compañero de viaje en tránsitos comunes de búsqueda y acción de nuestro primer ponente, Antonio González Vieitez.
González Vieitez, dijo Segundo: “es un pensador y luchador incansable, con una preocupación humanista y social siempre estimulante y provocadora, profesor en el sentido propio de la expresión, que profesa públicamente sus convicciones
Pues bien, haciendo honor a su presentación, González Vieitez, planteó su ponencia desde un posicionamiento que él denominó “en carne viva”, capaz de cuestionar pero, también, de incomodar a parte de la galería. Planteamiento respetuoso y franco pero, igualmente, afilado en su crítica y con aspiraciones de comprensión.
Trajo a la memoria la mayor tragedia de la historia de España, la guerra civil que tuvo lugar entre 1936 y 1939, para dar cuenta del estigma que produjo dicha conflagración en la jerarquía católica y el catolicismo, en general, de aquella época. Pero, a renglón seguido, nos ofreció otro capítulo de la historia, en la que la participación de la Iglesia resultó clave para la gestación de la llamada transición política española. Momento estelar de la Iglesia católica de este país, tan solo, treinta años después de la trágica historia precedente. Este cambio sustancial, nos dice el ponente, es una muestra de la tremenda capacidad y potencialidad que existe cuando se hacen las cosas con el sentir de los tiempos.
Acabado el repaso histórico, necesario para su exposición, regresa a la actualidad para hacer balance de las últimas décadas de actuación de la Iglesia. La Iglesia, al igual que otras instituciones, ha abandonado, en gran parte, aquella especial templanza, sabiduría, fortaleza y entrega que aplicó con denuedo entre los años 60 y 70 del pasado siglo. Para reafirmar su tesis presentó los últimos estudios de Metroscopia que fueron publicados por los medios de comunicación a mediados de agosto de este mismo año.
En dicha encuesta se muestra que en 2012 el porcentaje de católicos practicantes es del 18% y el de no creyentes del 24%. Por un lado, si el 55% de la población española es decir, la mayoría absoluta, se declara o no creyente o no practicante; por otro lado, casi la tercera parte (73%) de la población se declara genéricamente católica. Lo que vienen a expresar los datos estadísticos, según nuestro ponente, es el sentir de una gran mayoría de católicos españoles, fieles al mensaje evangélico pero al margen de la jerarquía eclesiástica. La Iglesia ha pasado de la influencia de la Transición a la irrelevancia social actual. En estos momentos, continuó Vieitez, la jerarquía de la Iglesia española se encuentra enfrente y con posturas militantes con respecto a la mayoría de la sociedad.
En otro orden de cosas, continuando con el informe de Metroscopia, el ponente aludió a la institución de la Iglesia mejor valorada por la población española, Caritas, que supera en 22 puntos la aprobación sobre la desaprobación. También, en positivo, los curas de las parroquias superan en cinco puntos la aprobación. No así la Iglesia católica en su conjunto que suspende en 20 puntos y, sobre todo, los Obispos que son, en porcentaje, los peor valorados con un valor de desaprobación de 60 puntos.
Ante esta situación la Conferencia Episcopal Española tiene que reaccionar y la propuesta es la Nueva Evangelización que básicamente significa, según Vieitez, que para establecer dicha nueva evangelización habrá que competir con el relativismo o con la secularización en el marco de un mundo complejo. Lo que se reclama no es una Nueva Evangelización sino compromiso.
A continuación, se interroga, ¿la fe es incluyente o excluyente? Al hilo de esta pregunta señala un ejemplo: Se están produciendo intentos de modificación de las leyes, en el ámbito del Gobierno de España, basadas en la creencia y en la fe que legitiman, según nuestro ponente, el innecesario aumento del sufrimiento humano, se refiere a la supresión de los supuestos de las malformaciones fetales como causa del aborto, que quiere introducir el actual Ministro de Justicia.
Mas tarde, considera, que el sacramento del bautismo supone, por parte de Iglesia, una postura excluyente por entender que es la única forma de redimirse del pecado original y, por ende, de la maldición de todo ser por el hecho de nacer. Al final de la intervención, con respecto a este posicionamiento del ponente, Juan Francisco Comendador, profesor de Antropología Teológica del ISTIC, le invitó a participar en sus clases para aclararle la actualidad teológica sobre todas estas cuestiones.
Tras un pequeño descanso, se inició la mesa redonda prevista en el umbral, su título: “Razones de la increencia”. Invitados a esta cita: Rafael Robaina, biólogo y profesor de la ULPGC, presenta un posicionamiento cientifista enfrentado a la fe ; Rafael Bolivar, ingeniero y partícipe como estudioso de las categorías cristianas en clave de ayuda a la reflexión política; Samir Delgado, poeta y escritor, habla en calidad de ateo militante y defensor de la apostasía. Su experiencia personal y familiar le ha marcado para no acogerse a ninguna religión, desciende de cristianos maronitas del Líbano; Amaury Santana, cineasta, se siente incapaz de afirmar la existencia o no de Dios. Mantiene un compromiso con el discurso humano y para ello busca saber si la religión puede ser una buena herramienta para tal empeño.
Todas las aportaciones se aúnan en alcanzar vías o posibles caminos hacia la Verdad, desde el arte, la ciencia, la política o la cultura.

El martes 6 de noviembre situados en la misma puerta, se desarrollarán dos ponencias: a las 16:30 h “La herida de la fe: entre presencia y distancia.”, a cargo del Dr. D. Francisco García Martínez, profesor de la Facultad de Teología de Salamanca; y, a las, 17:30 h “Claves de una nueva evangelización” ponencia que será desarrollada por un profesor de la casa y, actual Director del ISTIC, Dr. D. Jesús García Morales. Concluirá la jornada con la segunda y última mesa redonda de la semana que bajo el título: “Razones para la fe” coordinará D. Daniel Barreto y en la que estarán presentes distintos sentires y compromisos de la iglesia católica.

Alberto Pérez Ayala

Vea:
- Teología- X Jornadas de... Crónica 2
- Teología- X Jornadas de... Crónica 3


Vea también:
- ISTIC: Jornadas de Teología 2008
- ISTIC 2011: IX Jornadas de Teología
- Instituto Superior de Teología de Canarias
- www.istic.es




Historia: XIV Jornada Iglesia en Canarias- 5 | Teología- X Jornadas de... Crónica 2

Versión para imprimir