Usted está aquí: Historia Otros recursos históricos  
 HISTORIA
Historia de la Iglesia en Canarias
Obispos de la diócesis
Antonio Vicente González, siervo de Dios
Obispo Codina, canonización
Sor Lorenza Díaz Bolaños, beata
Otros recursos históricos
Archivos parroquiales
Investigadores

IGLESIA DE S.FRANCISCO DE BORJA - VEGUETA -LPGC.

Historia

IGLESIA DE SAN FRANCISCO DE BORJA

Finalizando el s. XVII abre colegio la Compañía de Jesús en una casona cuya propiedad había sido del Santo Tribunal de la Inquisición. En su extremo al naciente, los educadores instalaron un oratorio que entre donaciones particulares (Agustín de Torres, el Cabildo Eclesiástico, el Marqués de Valdehermoso, el obispo Juan F. Guillén, el obispo Fray V. Morán entre otros y el empuje de los mismos), y pueblo grancanario, transcurridos 30 años quedó convertido en lo que hoy en día es la iglesia de San Francisco de Borja (1724/54). Imagen esta venerada, obra realizada por el duque Cornejo en 1732, artífice perteneciente a la escuela Sevillana. Su planta en cruz latina fue ampliada en el pasado siglo (1944) con una nave a cada lado comunicada con la central por seis arcos, obra de Fernando Delgado León.

Destaca su cúpula de veinte y cinco metros, la primera construida en Canarias y decorada con murales a óleo, representando escenas de la Gloria, fue pintada por Francisco P. y Rojas en 1755 y las de las pechina por Juan de Miranda (A. C. Merello). Su fachada con un solo hueco de entrada, nos muestra al decir de don Alfredo Herrera Piqué, "la portada más notable del barroco canario", dos columnas salomónicas sostienen un frontón partido que enmarca el escudo de la Compañía. En su interior atesora desde la época fundacional el retablo en madera sin dorar llamado de la Soledad obra de Jerónimo Sanguillermo (h. 1754), y más reciente, el cuadro de la Inmaculada, obra murillesca pintura de don Manuel Ponce de León.

Fue diseño de éste el Retablo mayor (1862) y sus artífices Aurelio Carmona y Juan Melián, fue retocado ligeramente en 1944. Siempre me llamó la atención el cuerpo en cera de un niño que guarda las Reliquias de la osamenta de San Teófilo (1861) traídas de Roma, y que en la procesión del Corpus Christi era expuesto en vitrina en el atrio de la iglesia. No obstante en el transcurso del tiempo, por circunstancias devenidas, había sido catedral, parroquia domestica y matriz, es Buenaventura Codina y Augerolas obispo (1847-1857) quien pasó de ésta a la de San Agustín La Parroquia del Sagrario en virtud de la Real Cédula del 10 de mayo de 1848. La torre data de 1724.

Manuel Ojeda-Deurvan Artiles




Archivos españoles | Velázquez, Inocencio X y el Obispado de Canarias

Versión para imprimir