Usted está aquí: Indice temático  

ABUSOS A MENORES EN INSTITUCIONES DE LA IGLESIA

NO al abuso de menores o adultos vulnerables


EL PAPA APRUEBA APARTAR A OBISPOS NEGLIGENTES EN CASOS DE PEDERASTIA

El papa Francisco ha decretado la expulsión de aquellos obispos que muestren un comportamiento negligente u oculten información en relación con los casos de abusos sexuales hacia menores o adultos vulnerables.

Vea:
- Texto del nuevo documento
- Información sobre el nuevo documento

Vea también:
- Abusos contra menores. La respuesta de la Iglesia
- El tema de los abusos a menores en nuestra web




Nuevas normas de la Iglesia sobre la pederastia




En el ministerio no hay lugar para abusadores

   
FRANCISCO: EN EL MINISTERIO NO HAY LUGAR PARA LOS QUE COMETEN ABUSOS

CARTA DEL SANTO PADRE FRANCISCO A LOS PRESIDENTES DE LAS CONFERENCIAS EPISCOPALES Y A LOS SUPERIORES DE LOS INSTITUTOS DE VIDA CONSAGRADA Y LAS SOCIEDADES DE VIDA APOSTÓLICA ACERCA DE LA PONTIFICIA COMISIÓN PARA LA TUTELA DE MENORES
(2 de febrero de 2015)
Las familias deben saber que la Iglesia no escatima esfuerzo alguno para proteger a sus hijos, y tienen el derecho de dirigirse a ella con plena confianza, porque es una casa segura. Por tanto, no se podrá dar prioridad a ningún otro tipo de consideración, de la naturaleza que sea, como, por ejemplo, el deseo de evitar el escándalo, porque no hay absolutamente lugar en el ministerio para los que abusan de los menores. Vea:
- Carta del Santo Padre (2 febrero 2015)

Vea también:
- Abusos contra menores: la respuesta de la Iglesia
- Abusos de menores: en el ministerio no hay lugar para los que cometen abusos
- Abusos a menores en instituciones de la Iglesia



En el ministerio no hay lugar para abusadores

FRANCISCO: EN EL MINISTERIO NO HAY LUGAR PARA LOS QUE COMETEN ABUSOS

Ciudad del Vaticano, 7 julio 2014:
Publicamos a continuación la homilía íntegra pronunciada esta mañana por el Papa Francisco durante la celebración de la misa en la capilla de Santa Marta a la que han asistido seis personas víctimas de abusos por parte de miembros del clero.

Vea:
- Abusos de menores: en el ministerio no hay lugar para los que cometen abusos

Vea también:
- Abusos a menores en instituciones de la Iglesia




Abusos de menores en instituciones de la Iglesia

   
CARTA CIRCULAR SOBRE LAS LÍNEAS GUÍA EN CASO DE ABUSO SEXUAL

Entre las importantes responsabilidades del Obispo diocesano para asegurar el bien común de los fieles y, especialmente, la protección de los niños y de los jóvenes, está el deber de dar una respuesta adecuada a los eventuales casos de abuso sexual de menores cometidos en su diócesis por parte del clero. Dicha respuesta conlleva instituir procedimientos adecuados tanto para asistir a las víctimas de tales abusos como para la formación de la comunidad eclesial en vista de la protección de los menores. En ella se deberá implementar la aplicación del derecho canónico en la materia y, al mismo tiempo, se deberán tener en cuenta las disposiciones de las leyes civiles.

Vea también:
- Abuso de menores: Guía en caso de abuso sexual
Web del Vaticano sobre el tema de los abusos contra menores: - Abuso contra menores. La respuesta de la Iglesia
- Abusos de menores: Carta a los irlandeses 20-3-2010
- Abusos a menores en instituciones de la Iglesia
- Abusos sexuales del clero: ¿Qué dice la Iglesia?
- Abusos de menores: la Iglesia contra los...
- Abusos de menores: la Iglesia no los encubre
- Delitos de clero: Hay que informar al Vaticano
- Abusos y otras hipocresías
- Pederastia: ángeles rotos
- Violencia intrafamiliar
- El tema de los abusos en nuestra web
- La tutela de la santidad de los sacramentos
- El valor de la sexualidad
- Solidaridad
- Pederastia
- Pedofilia



Abuso contra menores. La respuesta de la Iglesia

Web del Vaticano sobre el tema de los abusos contra menores: - Abuso contra menores. La respuesta de la Iglesia
PUBLICADAS NORMAS CONGREGACION DOCTRINA FE SOBRE DELITOS MÁS GRAVES

CIUDAD DEL VATICANO, 15 JUL 2010 (VIS).-La Congregación para la Doctrina de la Fe ha publicado hoy las nuevas "Normas sobre los delitos más graves" . Ofrecemos a continuación una nota del director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, padre Federico Lombardi, S.I., sobre el significado de estas normas.

"En 2001, el Santo Padre Juan Pablo II promulgó un decreto de importancia capital, el Motu Proprio "Sacramentorum sanctitatis tutela", que atribuía a la Congregación para la Doctrina de la Fe la competencia para tratar y juzgar en el ámbito del ordenamiento canónico una serie de delitos particularmente graves, cuya competencia en precedencia correspondía también a otros dicasterios o no era del todo clara.

El Motu Proprio (la "ley", en sentido estricto), estaba acompañado por una serie de normas aplicativas y de procedimiento denominadas "Normae de gravioribus delictis". La experiencia acumulada en el transcurso de los nueve años sucesivos sugirió la integración y actualización de dichas normas con el fin de agilizar o simplificar los procedimientos, haciéndolos más eficaces, o para tener en cuenta problemáticas nuevas. Este hecho se debió principalmente a la atribución por parte del Papa de nuevas "facultades" a la Congregación para la Doctrina de la Fe que, sin embargo, no se habían incorporado orgánicamente en las "Normas" iniciales. Esta incorporación es la que tiene lugar ahora en el ámbito de una revisión sistemática de dichas "Normas".

Los delitos gravísimos a los que se refería esa normativa atañen a realidades claves para la vida de la Iglesia, es decir a los sacramentos de la Eucaristía y de la Penitencia, pero también a los abusos sexuales cometidos por un clérigo con un menor de 18 años.

La vasta resonancia pública en los últimos años de este tipo de delitos ha sido causa de gran atención y de intenso debate sobre las normas y procedimientos aplicados por la Iglesia para el juicio y el castigo de los mismos.

Por lo tanto, es justo que haya claridad plena sobre la normativa actualmente en vigor en este ámbito y que dicha normativa se presente de forma orgánica para facilitar así la orientación de todos los que se ocupen de estas materias.

Una de las primeras aportaciones para la clarificación -muy útil sobre todo para los que trabajan en el sector de la información- fue la publicación, hace pocos meses, en el sitio Internet de la Santa Sede de una breve "Guía a la comprensión de los procedimientos básicos de la Congregación para la Doctrina de la Fe respecto a las acusaciones de abusos sexuales".

Sin embargo, la publicación de las nuevas Normas es diversa ya que presenta un texto jurídico oficial actualizado, válido para toda la Iglesia.

Para facilitar la lectura por parte del público no especializado que se interesa principalmente en la problemática relativa a los abusos sexuales, destacamos algunos aspectos.

Entre las novedades introducidas respecto a las normas precedentes, hay que subrayar ante todo las que tienen como fin que los procedimientos sean más rápidos, así como la posibilidad de no seguir "el camino procesal judicial", sino proceder "por decreto extrajudicial", o la de presentar al Santo Padre, en circunstancias particulares, los casos más graves en vista de la dimisión del estado clerical.

Otra norma encaminada a simplificar problemas precedentes y a tener en cuenta la evolución de la situación en la Iglesia, es la de que sean miembros del tribunal, o abogados o procuradores, no solamente los sacerdotes, sino también los laicos. Análogamente, para desarrollar estas funciones ya no es estrictamente necesario el doctorado en Derecho Canónico. La competencia requerida se puede demostrar de otra forma, por ejemplo con un título de licenciatura.

También hay que resaltar que la prescripción pasa de diez a veinte años, quedando siempre la posibilidad de deroga superado ese periodo.

Es significativa la equiparación a los menores de las personas con uso de razón limitado, y la introducción de una nueva cuestión: la pedo-pornografía, que se define así: "la adquisición, posesión o divulgación" por parte de un miembro del clero "en cualquier modo y con cualquier medio, de imágenes pornográficas que tengan como objeto menores de 14 años".

Se vuelve a proponer la normativa sobre la confidencialidad de los procesos para tutelar la dignidad de todas las personas implicadas.

Un punto al que no se hace referencia, aunque a menudo es objeto de discusión en estos tiempos, tiene que ver con la colaboración con las autoridades civiles. Hay que tener en cuenta que las normas que se publican ahora forman parte del reglamento penal canónico, en sí completo y plenamente distinto del de los Estados.

En este contexto se puede recordar, sin embargo, la "Guía para la comprensión de los procedimientos..." publicada en el sito de la Santa Sede. En esta "Guía", la indicación: "Deben seguirse siempre las disposiciones de la ley civil en materia de información de delitos a las autoridades competentes", se ha incluido en la sección dedicada a los "Procedimientos preliminares". Esto significa que en la praxis propuesta por la Congregación para la Doctrina de la Fe es necesario adecuarse desde el primer momento a las disposiciones de ley vigentes en los diversos países y no a lo largo del procedimiento canónico o sucesivamente.

La publicación de estas normas supone una gran contribución a la claridad y a la certeza del derecho en un campo en el que la Iglesia en estos momentos está muy decidida a actuar con rigor y con transparencia, para responder plenamente a las justas expectativas de tutela de la coherencia moral y de la santidad evangélica que los fieles y la opinión pública nutren hacia ella, y que el Santo Padre ha reafirmado constantemente.

Naturalmente, también son necesarias otras muchas medidas e iniciativas, por parte de diversas instancias eclesiásticas. La Congregación para la Doctrina de la Fe, por su parte, está estudiando cómo ayudar a los episcopados de todo el mundo a formular y poner en práctica con coherencia y eficacia las indicaciones y directrices necesarias para afrontar el problema de los abusos sexuales de menores por parte de miembros del clero o en el ámbito de actividades o instituciones relacionadas con la Iglesia, teniendo en cuenta la situación y los problemas de la sociedad en que trabajan.

Los frutos de las enseñanzas y de las reflexiones maduradas a lo largo del doloroso caso de la "crisis" debida a los abusos sexuales por parte de miembros del clero serán un paso crucial en el camino de la Iglesia que deberá traducirlas en praxis permanente y ser siempre consciente de ellas.

Para completar este breve repaso de las principales novedades contenidas en las "Normas", también hay que citar las relativas a delitos de otra naturaleza. De hecho, también en estos casos, no se trata tanto de determinaciones nuevas en la sustancia, sino de incluir normas ya en vigor, a fin de obtener una normativa completa más ordenada y orgánica sobre los "delitos más graves" reservados a la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Más concretamente, se han incluido: los delitos contra la fe (herejía, apostasía y cisma), para los cuales son normalmente competentes los ordinarios, pero la Congregación es competente en caso de apelación; la divulgación y grabación -realizadas maliciosamente- de las confesiones sacramentales, sobre las que ya se había emitido un decreto de condena en 1988; la ordenación de las mujeres, sobre la cual también existía un decreto de 2007".



 

Vea también:
- Abusos sexuales del clero: ¿Qué dice la Iglesia?
- Delitos de clero: Hay que informar al Vaticano
- Pederastia: ángeles rotos
- Violencia intrafamiliar
- El tema de los abusos en nuestra web
- LA TUTELA DE LA SANTIDAD DE LOS SACRAMENTOS
- El valor de la sexualidad
- Solidaridad
- Pederastia
- Pedofilia




COF: Jornadas científicas - mayo 2013

CENTRO DE ORIENTACIÓN FAMILIAR DE CANARIAS

JORNADAS CIENTÍFICAS:
El tratamiento profesional de menores víctimas de abuso sexual. Un abordaje interdisciplinar.

Del 6 al 9 de mayo de 2013

El Centro de Orientación Familiar de Canarias (COF), desde el año 2010, viene desarrollando el servicio denominado S.A.V.A.S. (Servicio de Atención a Víctimas de Abuso Sexual), donde se atiende de manera terapéutica a menores, familias y adultos que han sufrido abusos sexuales...

Vea:
- Programa de las Jornadas Científicas - mayo 2013

Vea también:
- Mediación familiar en Canarias
- Familia. COF 35º Aniversario - mayo 2013
- Mediación Familiar




El celibato en los católicos

CELIBATO Y AMOR
Jutta Burggraf

También actualmente hay quienes encuentran su felicidad en el celibato cristiano. A pesar de la ola de sensualidad y egoísmo con que nos inundan los medios de comunicación. Pese a todas las advertencias freudianas y a todas las publicaciones acerca del comportamiento sexual escandaloso, tanto dentro, como fuera de la Iglesia. Los miles de personas que actualmente viven el celibato según el ideal evangélico, son interiormente libres e independientes y aman con un amor fuerte, valiente y rebelde.

Adelantando un poco lo que pienso: estoy convencida de que el celibato se puede vivir también en el tercer milenio. Mientras más sea la insistencia con que se hace de él un tabú, mientras más se le ridiculiza, mientras más grotescamente se le desfigura y deforma, más urgente me parece hablar de él y reconocer el lugar que tiene dentro del cristianismo. Es lo que intento a continuación. Me propongo exponer, a grandes rasgos, cuál es el profundo sentido que, para los hombres y las mujeres de hoy, tiene el celibato voluntario...

Vea:
- Celibato y amor

Vea también:
- Clero: Delegación para sacerdotes
- Vida consagrada
- Pastoral Familiar



A sus pies




Abusos a menores: ¿qué hace la Iglesia?

 
MANZANAS PODRIDAS
“Si no la sacas del cesto, la manzana podrida estropeará todas las frutas”.

Refiriéndose a los abusos sexuales de menores cometidos por sacerdotes, el Papa Benedicto XVI afirmó que “la mayor persecución de la Iglesia no viene de los enemigos de fuera sino que nace del pecado de la Iglesia, que debe aprender de nuevo la penitencia, la purificación, el perdón y la justicia”.
En “MANZANAS PODRIDAS”, la agencia ROME REPORTS documenta el alcance del problema y las respuestas del Vaticano durante las últimas décadas. Analiza también el fracaso de la gestión en Irlanda, basada en la mentira, así como el éxito ejemplar del modelo americano de “tolerancia cero”.
Un documental imprescindible sobre un problema de gran complejidad, con el testimonio estremecedor de las víctimas, los consejos de los psicólogos y el testimonio de los obispos más activos frente a los abusos. Incluye también el análisis de testigos privilegiados de lo que ocurre dentro de los muros vaticanos.

Vea los primeros ocho minutos del documental:
- Manzanas podridas



Abuso a menores en la Iglesia Católica

 
CASOS DE PEDERASTIA EN LA IGLESIA CATÓLICA
Vea: Abusos a menores en instituciones de la Iglesia

Dice la Biblia:
"Así como hubo falsos profetas entre el pueblo de Israel, así también habrá falsos maestros entre ustedes, que enseñarán con disimulo sus dañinas ideas negando de ese modo al propio Señor que los redimió . Muchos los seguirán en su vida viciosa, y por culpa de ellos se hablará mal del camino de la verdad." (2Pedro 2,1-2)
"... Este hombre justo (Lot) que vivía entre ellos, sufría en su buen corazón a causa de las maldades que día tras día tenía que ver y oír. El Señor sabe librar de la prueba a quienes viven entregados a él, y sabe tener a los malos bajo castigo para el día del juicio. Dios castigará sobre todo a los que siguen deseos impuros y desprecian la autoridad del Señor..." (2Pedro 2,8-10)
"... (los falsos maestros) Dicen cosas altisonantes y vacías, y con vicios y deseos humanos seducen a quienes a duras penas logran escapar de los que viven en el error. Les prometen libertad, siendo ellos mismos esclavos de la corrupción, porque todo hombre es esclavo de aquello que le ha dominado. Pues los que han conocido al Señor y Salvador Jesucristo, y han escapado así de las impurezas del mundo, si otra vez se dejan enredar y dominar por ellas, quedan peor que antes. Más les habría valido no conocer el camino recto que, después de haberlo conocido, apartarse del santo mandamiento que les fue dado." (2Pedro 2,18-21)

-
La ley canónica y la ley civil ante los abusos sexuales
Era de esperar que apareciera en España algún caso de abuso sexual de menores cometido por un clérigo. Algunos lo buscaban con ansiedad. Ya lo tenemos. Pero hay algo inesperado: lo que es motivo de proceso conforme al Derecho Canónico, puede no serlo para el Derecho Penal civil.
Vea:
- La ley canónica y la ley civil ante los abusos sexuales


- GUÍA SOBRE PROCEDIMIENTO EN CASOS DE ABUSOS SEXUALES

CIUDAD DEL VATICANO, 12 ABR 2010.-
Hoy se ha publicado en la página web del Vaticano, (vea: Página del Vaticano: Abusos contra menores. La respuesta de la Iglesia ) en la sección "Focus", una guía para entender los procedimientos llevados a cabo por la Congregación para la Doctrina de la Fe en los supuestos casos de abusos sexuales de menores.
La legislación aplicable es el Motu Proprio "Sacramentorum Sanctitatis tutela" (MP SST) de 30 de abril de 2001, junto con el Código de Derecho Canónico de 1983. Esta es una guía introductoria que puede ser útil a los laicos y no canonistas.
Vea:
- Abusos sexuales del clero: ¿Qué dice la Iglesia?

- "Después de Semana Santa, mantener el rumbo"
, escrito por el padre Federico Lombardi, S.I., director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede y publicado el viernes 9 de abril de 2010 en la página web de Radio Vaticano.
"El debate sobre los abusos sexuales, y no solo por parte del clero, prosigue entre noticias y comentarios de diverso tipo. ¿Cómo navegar en estas aguas agitadas manteniendo un rumbo seguro que responda al evangélico "Duc in altum" (Remad mar adentro)? ...
Vea: Abusos a menores en instituciones de la Iglesia

- La Iglesia frente a la pederastia. Interesantes artículos de Ecclesia Digital.
- La Iglesia frente a la pederastia

- La pederastia y la Iglesia: Un interesante trabajo sobre cómo abordaron en el seno de la Iglesia de EEUU este triste tema.
Vea: - Iglesia y pederastia. Una aproximación al derecho canónico y la ley de protección de menores en EEUU

- Sobre los posibles tratamientos para pederastas: Se calcula que el índice de reincidencia de los agresores una vez que han cumplido su condena es de entre el 20% y el 40%. Este porcentaje puede reducirse de forma considerable aplicando medidas basadas en la psicoterapia de choque y la inhibición de la testosterona, junto con una mayor vigilancia
Vea: - Sobre los posibles tratamientos para los pederastas

Vea también:
- Abusos de menores: la Iglesia contra los...
- Abusos de menores: la Iglesia no los encubre
- Pederastia: ángeles rotos...
- El Papa, criticado por no hacer nada y por hacer demasiado



Abusos a menores...

SOBRE EL ABUSO A MENORES

- Carta de un sacerdote a los periodistas...
Querido hermano y hermana periodista
Soy un simple sacerdote católico. Me siento feliz y orgulloso de mi vocación. Hace veinte años que vivo en Angola como misionero...
Vea:
- Carta de un sacerdote a los periodistas

- Quién es quién en el escándalo de los abusos
Doce actores, eventos o cuestiones relacionados con la polémica sobre pederastia que ha afectado a la Iglesia
Ante el bombardeo de notas e informaciones sobre el penoso tema de los escándalos sexuales que han afectado recientemente a la Iglesia católica, el National Catholic Register publicó un interesante repaso sobre los principales actores, eventos y cuestiones en juego, así como su importancia en la controversia, especialmente en el contexto estadounidense, pero válido también para otros lugares por los datos de interés ofrecidos. El artículo trata doce puntos.
Vea:
- Quién es quién en el escándalo de los abusos

Vea también:
- Abusos a menores en instituciones de la Iglesia



Después de Semana Santa, mantener el rumbo

Viernes, 9 de Abril de 2010

PADRE LOMBARDI SOBRE DEBATE ABUSOS SEXUALES

CIUDAD DEL VATICANO, 9 ABR 2010 (VIS).-
Sigue el texto: "Después de Semana Santa, mantener el rumbo", escrito por el padre Federico Lombardi, S.I., director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede y publicado hoy en la página web de Radio Vaticano.

"El debate sobre los abusos sexuales, y no solo por parte del clero, prosigue entre noticias y comentarios de diverso tipo. ¿Cómo navegar en estas aguas agitadas manteniendo un rumbo seguro que responda al evangélico "Duc in altum" (Remad mar adentro)?

En primer lugar hay que seguir buscando la verdad y la paz para los ofendidos. Entre las cosas que más llaman la atención es que hoy salen a la luz tantas heridas internas que también se remontan a hace muchos años -incluso a diversas décadas- pero que, evidentemente, siguen abiertas. Muchas víctimas no buscan un resarcimiento económico sino una ayuda interior, un juicio acerca de su dolorosa vivencia personal. Todavía queda algo por entender realmente. Probablemente debemos tener una experiencia más profunda de los hechos que han marcado tan negativamente la vida de las personas, de la Iglesia y de la sociedad. Un ejemplo, en ámbito colectivo, son el odio y la violencia de los conflictos entre los pueblos, que resultan tan difíciles de superar para una reconciliación verdadera. Los abusos hieren a nivel personal profundo. Por eso han hecho muy bien los episcopados que valerosamente han reemprendido el establecimiento de modos y lugares para que las víctimas puedan expresarse libremente y ser escuchadas, sin dar por descontado que el problema estuviera ya afrontado y superado gracias a los centros de escucha instituidos hace tiempo, al igual que aquellos episcopados u obispos que con trato paternal prestan atención espiritual, litúrgica y humana a las víctimas. Parece cierto que el número de las nuevas denuncias de abusos disminuye, como está sucediendo en Estados Unidos, pero para muchos el camino del saneamiento en profundidad empieza solamente ahora y para otros todavía está por empezar. En el contexto de atención a las víctimas, el Papa ha escrito que está dispuesto a nuevos encuentros con ellas, involucrándose en el camino de toda la comunidad eclesial. Pero se trata de un camino que para tener efectos profundos debe llevarse a cabo, todavía más, en el respeto de las personas, y en búsqueda de la paz.

Junto a la atención por las víctimas hay que continuar, además, aplicando con decisión y veracidad los procedimientos adecuados del juicio canónico de los culpables y de colaboración con las autoridades civiles en lo que se refiere a sus competencias judiciales y penales, teniendo en cuenta la especificidad de las normativas y de las situaciones en los diversos países. Sólo así se puede pensar en reconstruir efectivamente un clima de justicia y la plena confianza en la institución eclesial. Se ha dado el caso de que diversos responsables de comunidades o instituciones, por falta de experiencia o de preparación, no dispusieran de los criterios de intervención que podían ayudarles a intervenir con determinación aún cuando fuera para ellos muy difícil o doloroso. Pero, mientras la ley civil interviene con normas generales, la canónica debe tener en cuenta la particular gravedad moral de la traición de la confianza depositada en las personas con responsabilidad en la comunidad eclesial y de la flagrante contradicción con la conducta que deberían testimoniar. En este sentido, la transparencia y el rigor se imponen como exigencias urgentes de un testimonio de gobierno sabio y justo de la Iglesia.

En perspectiva, la formación y selección de los candidatos al sacerdocio, y más en general del personal de las instituciones educativas y pastorales son las premisas para la prevención eficaz de posibles abusos. Conquistar una sana madurez de la personalidad, también desde el punto de vista de la sexualidad, ha sido siempre un reto difícil, pero hoy lo es todavía más, aunque los mejores conocimientos psicológicos y médicos representan una gran ayuda en la formación espiritual y moral. Alguno ha observado que la mayor frecuencia de los abusos se ha verificado en el período más álgido de la "revolución sexual" de los decenios pasados. En la formación hay que tener en cuenta este contexto y aquel más general de la secularización. En realidad, se trata de redescubrir y reafirmar el sentido y la importancia del significado de la sexualidad, de la castidad y de las relaciones afectivas en el mundo de hoy, en formas muy concretas y no solo verbales o abstractas. ¡Qué fuente de desorden y sufrimiento puede suponer su violación o menosprecio! Como observa el Papa al escribir a los irlandeses, una vida cristiana y sacerdotal solo puede responder hoy a las exigencias de su vocación si se alimenta realmente de las fuentes de la fe y de la amistad con Cristo.

Quien ama la verdad y la valoración objetiva de los problemas sabrá buscar y encontrar las informaciones para una comprensión más general del problema de la pederastia y de los abusos sexuales de menores en nuestro tiempo y en los diferentes países, comprendiendo su extensión y su penetración. De este modo, podrá entender mejor en qué medida la Iglesia católica comparte no solo sus problemas, en qué medida suponen para ella una gravedad particular y exigen intervenciones específicas, y finalmente en qué medida la experiencia que la Iglesia va adquiriendo en este campo pueda ser útil también para otras instituciones o para toda la sociedad. Por lo que concierne a este aspecto, creo que los medios de comunicación no han trabajo todavía suficientemente, sobre todo en los países en los que la presencia de la Iglesia tiene una mayor relevancia, y sobre quien se apuntan más fácilmente, por tanto, los dardos de la crítica. Pero, documentos como el informe nacional de EEUU sobre el maltrato de los niños, merecerían ser más conocidos para entender cuáles son los campos que exigen una intervención social urgente y las proporciones de los problemas. Solo en el año 2008, en Estados Unidos, se identificaron más de 62.000 autores de abusos de menores, mientras el grupo de los sacerdotes católicos es tan pequeño que ni siquiera se tiene en cuenta como tal.

El compromiso por la protección de los menores y de los jóvenes es por tanto un campo de trabajo inmenso e inagotable, que va más allá del problema concerniente a algunos miembros del clero. Quienes dedican sus esfuerzos con sensibilidad, generosidad y atención merecen gratitud, respeto y aliento por parte de todos, y en particular, de las autoridades eclesiales y civiles. Su contribución es esencial para la serenidad y la credibilidad del trabajo educativo y de formación de la juventud en la Iglesia y fuera de ella. Justamente, el Papa les ha dirigido palabras de gran aprecio en la carta a los irlandeses, pero pensando naturalmente en un horizonte más amplio.

Finalmente, Benedicto XVI guía coherente por el camino del rigor y de la veracidad, merece todo el respeto y el apoyo, y prueba de ello son los amplios testimonios de todos los rincones de la Iglesia. El Papa es un pastor que está a la altura de afrontar con gran rectitud y seguridad este tiempo difícil, en el que no faltan críticas e insinuaciones infundadas; hay que afirmar, sin prejuicios, que es un Papa que ha hablado mucho de la verdad de Dios y del respeto de la verdad, siendo un testigo creíble de ella. Le acompañamos y aprendemos de él la constancia necesaria para crecer en la verdad, en la transparencia, manteniendo amplio el horizonte sobre los graves problemas del mundo, respondiendo con paciencia a la aparición -gota a gota- de "revelaciones" parciales o presuntas que tratan de mermar su credibilidad o la de otras instituciones y personas de la Iglesia.

En la Iglesia, en la sociedad en la que vivimos, cuando comunicamos y escribimos, tenemos necesidad de este paciente y firme amor a la verdad si queremos servir y no confundir a nuestros contemporáneos".




¿Está perdiendo la fe...?

ESTOY PERDIENDO LA FE...

Un mensaje directo y sincero para aquellos que están perdiendo la fe...
Vea:
- Estoy perdiendo la fe...
Vea también:
www.telediocesis.es



S.S. Benedicto XVI responde sobre los abusos

 
- Benedicto XVI responde ante la crisis por abusos en Estados Unidos
- El Papa en Australia: la pedofilia siempre es mala



Sobre el tema de los abusos a menores

 
CARTA PASTORAL DEL PAPA A LOS CATOLICOS DE IRLANDA

Ofrecemos a continuación una traducción del texto original en inglés de la Carta pastoral de Benedicto XVI a los católicos de Irlanda, que se ha hecho pública esta mañana (sábado, 20 de marzo de 2010):

Queridos hermanos y hermanas de la Iglesia en Irlanda, os escribo con gran preocupación como Pastor de la Iglesia universal. Al igual que vosotros estoy profundamente consternado por las noticias concernientes al abuso de niños y jóvenes indefensos por parte de miembros de la Iglesia en Irlanda, especialmente sacerdotes y religiosos. Comparto la desazón y el sentimiento de traición que muchos de vosotros experimentaron al enterarse de esos actos pecaminosos y criminales y del modo en que fueron afrontados por las autoridades de la Iglesia en Irlanda...

Vea:
- Abusos de menores: Carta a los irlandeses 20-3-2010
- Carta pastoral a los fieles irlandeses 19-3-2010



Abuso de menores en instituciones de la Iglesia

     
Nota del Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, padre Federico Lombardi, S,I, sobre los casos de abusos sexuales de menores en instituciones de entes eclesiásticos.

Desde hace algunos meses la gravísima cuestión de los abusos sexuales de menores en instituciones administradas por entes eclesiásticos y por parte de personas con responsabilidades en la Iglesia, en particular sacerdotes, ha afectado a la Iglesia y a la sociedad irlandesa...

Vea:
- Abusos sexuales en instituciones de la Iglesia
La Iglesia contra los abusos de menores.

Monseñor Charles J. Scicluna es el “promotor de justicia” de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Prácticamente se trata del fiscal del tribunal del antiguo Santo Oficio, cuya tarea es investigar los llamados delicta graviora, los delitos que la Iglesia Católica considera en absoluto los más graves, es decir: contra la Eucaristía, contra la santidad del sacramento de la penitencia y el delito contra el sexto mandamiento (No cometerás actos impuros), por parte de un clérigo con un menor de 18 años...

Vea:
- Abusos de menores: la Iglesia contra los abusos de menores
El director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, padre Federico Lombardi, S.I., hizo pública hoy una nota titulada: "Una ruta clara también en aguas agitadas".

Al final de esta semana, en la que la atención de gran parte de los medios de comunicación de Europa se ha concentrado en la cuestión de los abusos sexuales cometidos por personas dentro de instituciones de la Iglesia católica, me permito hacer tres observaciones...

Vea:
- Abusos de menores: la Iglesia no los encubre



Violencia en el ámbito familiar

   
VIOLACIÓN, MALTRATO FÍSICO Y PSICOLÓGICO, AMENAZAS...

Vamos a definir la violencia Intrafamiliar como aquella violencia que tiene lugar dentro de la familia, ya sea que el agresor comparta o haya compartido el mismo domicilio, y que comprende, entre otros, violación, maltrato físico, psicológico y abuso sexual. Entendemos que la violencia doméstica es un modelo de conductas aprendidas, coercitivas que involucran abuso físico o la amenaza de abuso físico. También puede incluir abuso psicológico repetido, ataque sexual, aislamiento social progresivo, castigo, intimidación y/o coerción económica.

Vea:
- Violencia intrafamiliar
- Violencia juvenil
- Solidaridad
MIL MILLONES DE MUJERES EN EL MUNDO SON VÍCTIMAS DE ABUSOS Y MALOS TRATOS

El 80% de los asesinados con arma de fuego son mujeres y niños, afirman Intermon y Amnistía Internacional

Vejadas, maltratadas, violadas hasta la extenuación. Ser mujer es, en muchos lugares, no ser. No contar, no servir. Más de 1.000 millones de mujeres en el mundo, una de cada tres, ha sido golpeada o ha sufrido abusos de cualquier tipo. Las muertes por violencia de género siguen aumentando.

Vea:
- Mujer maltratada: Violencia de género
- Mujer maltratada: direcciones de interés
- Solidaridad



El pecado en el interior de la Iglesia...

ABUSOS A MENORES EN INSTITUCIONES DE LA IGLESIA CATÓLICA

Dice la Biblia:
"Así como hubo falsos profetas entre el pueblo de Israel, así también habrá falsos maestros entre ustedes, que enseñarán con disimulo sus dañinas ideas negando de ese modo al propio Señor que los redimió . Muchos los seguirán en su vida viciosa, y por culpa de ellos se hablará mal del camino de la verdad." (2Pedro 2,1-2)

"... (los falsos maestros) Dicen cosas altisonantes y vacías, y con vicios y deseos humanos seducen a quienes a duras penas logran escapar de los que viven en el error. Les prometen libertad, siendo ellos mismos esclavos de la corrupción, porque todo hombre es esclavo de aquello que le ha dominado. Pues los que han conocido al Señor y Salvador Jesucristo, y han escapado así de las impurezas del mundo, si otra vez se dejan enredar y dominar por ellas, quedan peor que antes. Más les habría valido no conocer el camino recto que, después de haberlo conocido, apartarse del santo mandamiento que les fue dado." (2Pedro 2,18-21)

¿Qué hace la Iglesia católica para eliminar la lacra de la pederastia en el interior de la comunidad católica?
Vea:
- Abusos a menores en instituciones de la Iglesia



Parroquia: ¿Cuál es mi parroquia? | Vía Lucis Pascual

Versión para imprimir