Usted está aquí: Obispo Mons. Francisco Cases Andreu Varios  
 MONS. FRANCISCO CASES ANDREU
Homilías
Escritos pastorales
Mensajes
Artículos
Otros escritos
Varios
 OBISPO
Mons. Francisco Cases Andreu
Obispos anteriores
Obispo Codina, canonización.

UN CORAZÓN SIN PUERTAS
 

UN CORAZÓN SIN PUERTAS

Por Julio Roldán

”Les quiero y me siento querido”. Estas palabras resonaban el viernes en el interior de la catedral de Santa Ana, expresando los latidos del corazón del nuevo Obispo Francisco Cases. Todos pudimos escucharlos en su primera homilía. Sencilla, cercana, dejando hablar desde la sinceridad., comentaba al inicio de su homilía. Junto a ello, el agradecimiento profundo a todos los canarios. “Gracias a todos los fieles de esta mi Iglesia de Canarias, a la que quiero desde el primer momento con todo el corazón”,manifestaba el prelado.

Pero, todos estos sentimientos no son sino expresión clara de esa llamada que recibe como Pastor de esta Iglesia que peregrina en Canarias. Como monseñor Cases afirmaba con humor: “El Señor llamó a los apóstoles a dejar las barcas y seguirle; a mí me ha llamado a coger la barca y venir a Canarias”. Una llamada con proyección de futuro que mira las heridas de nuestra sociedad, marcadas por la injusticia, la violencia, la inmigración...

Por eso, ser obispo hoy, en el siglo veintiuno, no es sino un servicio a la comunión en la Iglesia. Una llamada a hacer crecer todo lo bueno que hay en el interior de cada persona para ponerlo al servicio de los demás. Una voz que empuja a la evangelización, es decir, a compartir con otros la propia experiencia de encuentro. Asimismo, será tarea del nuevo Obispo buscar el puesto de la Iglesia en la sociedad actual, una labor propia de los laicos a los que recordaba: “Sin ustedes el Evangelio no se hace presente en la calle, en la vida real de la gente”.

Seguramente, quien desde ahora está al frente de la Iglesia en Canarias, simpatizará con aquella canción de Rosana “Sin miedo”.Con seguridad en sí mismo decía: “No tengo miedo a aprender de todos”. La escuela de la vida, el día a día, le permitirá mantener atento su oído y su mirada ante la realidad canaria.
Un obispo cercano a la gente que abraza con cariño, como muchos comprobaron al final de la eucaristía. Lo constatan sus gestos y también sus palabras: “La puerta está abierta, pero el corazón más’.




Mons. Cases: Una nueva etapa | Comienza el episcopado de Cases Andreu

Versión para imprimir