Usted está aquí: Solidaridad  

ANCIANOS: MALTRATO DE PERSONAS MAYORES
 



 

Maltrato de personas mayores en la familia en España

En todas las sociedades hay problemas que permanecen ocultos o semiocultos, porque no se repara suficientemente en ellos, o porque otros igualmente relevantes ocupan de manera más inmediata y acuciante la atención de los medios de comunicación y, con ellos, de la opinión pública.

Ese fenómeno se produce con más frecuencia en lugares con un mayor desarrollo económico, que cuentan con una población numerosa y más concentrada en grandes centros urbanos, donde el desconocimiento entre unas y otras personas es más significativo.

Eso es lo que ocurre sin duda con el maltrato que padecen muchas personas mayores en la familia, una cuestión que en España no había sido analizada con la profundidad que su gravedad merece hasta la actualidad.

La investigación que nos ocupa, realizada por la coordinadora científica del Centro Reina Sofía, Isabel Iborra Marmolejo, y editada e impulsada por esta misma institución, cuenta con el patrocinio y el apoyo de Bancaja. El estudio presenta una visión muy precisa del alcance de este fenómeno en nuestro país, a partir de datos extraídos de una amplia encuesta. Además, recoge estudios semejantes realizados en otros países que permiten contextualizar el problema en España, y analiza la legislación vigente en nuestro país sobre el tema.

Vea:
- Maltrato de personas mayores en la familia en España

Vea también:
- Ancianos: Maltratos a los ancianos
- Violencia intrafamiliar




La ancianidad no es estéril

Todo el mundo quiere llegar a viejo, pero nadie quiere serlo...
Sólo llevamos unos días del nuevo año y en estas primeras jornadas del calendario que comienza queremos recordar de una manera especial a las personas mayores. Si cada día que pasa es una invitación a la gran tarea de envejecer no es menos cierto que la ancianidad es una época que puede ser apasionante para quien sabe vivirla.
Recordamos a nuestros mayores porque aprendemos de ellos y con ellos.
Muchas personas llegadas a la jubilación siguen sirviendo como voluntarios a los demás con la experiencia acumulada y la entrega siempre fresca. Son cientos las personas mayores que trabajan como voluntarios en parroquias y otros organismos católicos. A ellos va nuestro primer agradecimiento en este año que ahora empieza su andadura en los caminos de la vida.
¡Gracias!



Aborto y "la mejor ley posible" | Discapacitados: Accesibilidad y ayudas técnicas

Versión para imprimir